Una auditoría de

Una auditoría de "escándalo" revela millonarias irregularidades en el Puerto Deportivo

El pleno extraordinario del Ayuntamiento ha dado cuenta de la auditoría del periodo 2011-2015 realizada a la empresa pública Puerto Deportivo de Benalmádena por parte de la Intervención Municipal. La concejala de Puerto, Encarnación Cortés, ha sido la encargada de exponer en detalle los resultados de dicha auditoría.

Dos grupos acumulan las contrataciones
“El total facturado por las contratas relevantes durante el periodo objeto del control financiero asciende a 4.404.563,68 euros, de los cuales el 66,19% (2.916.081,20 euros) fueron a parar a dos mismos grupos de empresarios, evitando los preceptos más esenciales de la Ley de Contratos del Sector Público, por la que mostraban un desprecio sistemático”, ha denunciado Cortés.

“Sólo unas pocas empresas tenían ‘el privilegio’ de ser llamadas por los responsables de la empresa municipal Puerto Deportivo de Benalmádena para presentar sus presupuestos para las diversas contratas, llevándose más de la mitad del dinero público los mismos empresarios”, ha subrayado la concejala.

Un modus operandi similar
La auditoría refleja un modus operandi similar durante todo el periodo analizado: los mismos empresarios optaban siempre a los procesos públicos de contratación, vulnerando así el principio de libre concurrencia. “Hemos llegado a detectar contrataciones en las que un mismo empresario presentaba tres ofertas distintas a través de tres sociedades con nombres diferentes”, ha apuntado Cortés.

“Incluso llegaban a inventarse figuras nuevas en los procesos de contratación: durante tres años estuvieron prorrogando mes a mes un contrato menor de un solo mes, sumando al final de ese periodo una cantidad que superaba con creces la de un menor”, ha citado la concejala.
Procedimientos judiciales abiertos

Las irregularidades detectadas durante la auditoria han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía, lo que ha dado lugar a procedimientos judiciales ya abiertos, como por ejemplo la relativa a la adjudicación del servicio de dragado de la bocana y entorno de diques del Puerto. 

“A raíz de su conocimiento de este caso, la Fiscalía les imputa a Salido y López Merino un presunto delito de prevaricación administrativa (por el que pide diez años de inhabilitación especial para empleo o cargo público) y otro de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público (por el que la Fiscalía pide pena de cuatro años y tres meses de prisión)”, ha explicado la concejala.

La valoración de la fiscal al respecto de este caso es contundente: “Todos los acusados aceptaron participar y cooperar en la trama descrita, siendo plenamente conscientes todos ellos tanto de la manipulación documental como de la manifiesta ilegalidad y arbitrariedad en la que incurrieron todas las resoluciones administrativas que llevaron a cabo en el expediente de contratación del dragado del puerto y sus diques, con la única finalidad de acabar adjudicando el contrato de dragado a quienes finalmente fueron sus beneficiarios por afinidad, en perjuicio de quien había sido el legítimo y legal adjudicatario inicial”.

Transparencia y certificaciones
La concejala ha puesto en valor el cambio radical que se ha producido en la gestión de esta empresa municipal durante la presente legislatura: “Todos los miembros del Consejo de Administración cuentan ahora con toda la documentación y tienen libre acceso a toda la información que precisen, en un ejercicio de transparencia máxima”.

“Una vez concluida la auditoria, que ha sido un trabajo largo y arduo que ha precisado de años para realizarla con total rigor, queremos implementar en la gestión del Puerto Deportivo de Benalmádena unas certificaciones nuevas que eviten que algo así pueda repetirse en el futuro”, ha finalizado la concejala.

Fallaron hasta tres controles
“El equipo de gobierno del P
P que ocupó la Alcaldía de Benalmádena entre 2012 y 2015 falló en los tres controles (societario, administrativo y político) que tenía que aplicar sobre la gestión del Puerto Deportivo de Benalmádena por parte de los que fueron durante aquel periodo su gerente, José Manuel López Merino; y su consejero-delegado, Francisco Salido”, ha valorado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

“Fallaron en el control societario, ya que los consejos de administración del Puerto Deportivo se realizaban sin ningún tipo de garantía ni informe jurídico, y prueba de ello es que todos los consejeros del PP durante aquel periodo están siendo juzgados por aprobar en dicho consejo una subida de sueldo irregular para Francisco Salido”, ha recordado el alcalde.

“Fallaron también en el control administrativo: el Gobierno municipal del PP llegó a apartar de sus responsabilidades a un trabajador del Puerto que denunció las irregularidades que detectaba”, ha denunciado.

“Por último, el PP falló en el control político tanto en la oposición, ya que no denunciaron nada tal y como debían haber hecho en su labor de fiscalización; como desde el gobierno municipal: durante esa legislatura en cada pleno los partidos de la oposición advertíamos y denunciábamos las irregularidades que se cometían en el puerto, y por parte del equipo de gobierno nunca nos escucharon o tomaron en consideración los hechos denunciados”, ha subrayado Navas.

“El anterior equipo de gobierno del PP únicamente cesó a Francisco Salido y su gerente del Puerto cuando éste último fue inhabilitado como abogado, y ya no le fue posible seguir mirando hacia otro lado para mantenerse en Alcaldía con el apoyo de UCB”, ha matizado Navas.

“Los miembros de UCB que sospechaban de las irregularidades que se estaban cometiendo en la gestión de esta empresa municipal abandonaron el partido, y denunciaron la situación en tribunales; mientras que los que siguieron en el partido independiente hasta el final de la legislatura anterior acabaron integrándose en el PP”, ha comparado el alcalde.

El alcalde ha reprochado al candidato independiente del PP a la Alcaldía de Benalmádena, Juan Antonio Lara, “su falta de dignidad política al aliarse ahora con aquellos que le ningunearon cuando estaba en la oposición durante este periodo”. “Los resultados de esta auditoría arrojan nueva luz sobre la moción de censura que desplazó al PSOE de la Alcaldía en 2012, ya que nos convertimos en obstáculo y cortapisas de las irregularidades que estaba cometiendo UCB al frente del Puerto Deportivo, y que siguieron desarrollando ante la pasividad del PP como socios de gobierno”, ha finalizado Navas, que ha felicitado a los trabajadores de Intervención Municipal por el rigor y profesionalidad del resultado final.