Cassá la lía: “No tengo la bolita mágica para saber si habrá moción de censura a De la Torre”

Cassá la lía: “No tengo la bolita mágica para saber si habrá moción de censura a De la Torre”

Una entrevista que suponía para muchos la “rentrée” de Juan Cassá ha puesto de los nervios a determinados sectores políticos de la ciudad. Una entrevista que en su totalidad se puede calificar como “políticamente correcta” pero de la que se ha destacado una frase como titular que ha inundado las casillas del WhatsApp de muchos políticos malagueños y regionales, que ha encendido redes y generado muchos comentarios -además de nervios- por la profundidad de lo ha afirmado en relación a que no garantiza que no pueda haber moción de censura en el Ayuntamiento de la capital.

Cassá ha recordado en entrevista en el Diario Sur que él no es un simple militante de base sino que une a sus responsabilidades tanto en el Ayuntamiento de la capital como en la Diputación los cargos orgánicos de miembro del Consejo General, máximo órgano de Ciudadanos; representante en el Comité Autonómico y Provincial.

Él llegó antes que se repartieran cargos y sueldos
Un mensaje en clave directa a quienes lo podrían haber minusvalorado como hombre de partido con un recado expreso y en el que recuerda que no es un recién llegado al olor del poder sino un naranja veterano que dio la cara antes de que las instituciones repartieran prebendas, poltronas, sueldos públicos, cargos, coches oficiales y sillones: “El partido me ha encomendado la expansión en la provincia para hacer Cs aún más grande”. Y abundando más en su compromiso y ante las dudas de fidelidad a su partido deja caer esta afirmación: “Soy mucho más disciplinado que lo que la gente se piensa. Soy una persona de partido, un partido que por cierto he fundado yo en la provincia de Málaga; y junto con Juan Marín y Luis Salvador lo montamos en Andalucía”.

¡¡¡¡Y boommmmm!!!
Y la bomba la deja caer al final ante la pregunta de la redactora del SUR en el sentido de que si tiene alguna línea roja, como en la pasada legislatura. La respuesta que ha dado la vuelta a Málaga y colapsado móviles fue esta: “Yo no tengo líneas rojas. Seguiré las directrices del partido. Si usted me pregunta si va a haber una moción de censura a Francisco de la Torre, no tengo la bolita mágica para saberlo. Cuando lleguemos al río cruzaremos el puente”. Entre medias añade un poco más de pólvora al barril de la anterior afirmación al revelar que su contacto con el alcalde, Francisco de la Torre, es nulo y casi no existe: “No hay relación. Es que no nos vemos. Hemos llegado a intercambiar mensajes, pero eso queda en la intimidad para él y para mí”.

Está claro, tras meses de ausencia Juan Cassá ha vuelto y lo ha hecho saber. Si alguien lo dudaba ya le ha disipado las reservas. El asturiano vuelve con fuerza a la primera línea. Dará que hablar.