El PSOE exige una participación real en la redacción del PGOU y no otro

El PSOE exige una participación real en la redacción del PGOU y no otro "brindis al sol" de Ángeles Muñoz

La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Marbella Isabel Pérez ha exigido este lunes al equipo de gobierno que la participación ciudadana en la elaboración del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), que hoy ha vuelto a anunciar la edil de Urbanismo, sea “real” y no “otro brindis al sol como los que nos tiene acostumbrados Ángeles Muñoz”.
 
Isabel Pérez considera “prioritario” que la redacción del nuevo documento esté abierta a “todos los vecinos”, aunque ha mostrado su desconfianza en que el PP y, en especial la alcaldesa, sean de la misma opinión “más allá de ofrecer un titular para los medios de comunicación”.
 
La concejala socialista ha recordado que, ya el pasado mes de enero, la responsable de Urbanismo, Francisca Caracuel, dijo que iban a comenzar las reuniones con “colectivos y colegios profesionales”, pero a día de hoy “no se ha producido ninguna” y ahora, “diez meses después, ha vuelto a realizar el mismo anuncio”.
 
“Toda la ciudadanía debe tener la opción de realizar aportaciones”, ha señalado, y ha añadido que “no puede ser que el PP busque solo reunirse con sus afines para que le den la razón y una fotografía más a Ángeles Muñoz”.
 
La edil considera que sería “muy grave” que el nuevo Plan saliera solo de lo que haga “desde un despacho” un equipo redactor contratado por el propio Ayuntamiento y que se dedique a “escribir al dictado”.
 
“No nos fiamos de Ángeles Muñoz en muchas cosas, pero especialmente en Urbanismo”, ha explicado, y ha recordado que la actual regidora fue la persona que estuvo al frente del Plan General que se redactó en 2010 y que fue “anulado por el Tribunal Supremo” y sobre el que aún está por aclarar si se produjo una falsificación en las actas del pleno.
 
La concejala socialista ha pedido a los miembros del equipo de gobierno que se “pongan a trabajar de una vez” y que dejen de “perder el tiempo y de dar bandazos”, porque llevan “más de dos años tirados”, en los que se han mostrado “incapaces” de poner en marcha la elaboración del nuevo PGOU mientras “está en juego el futuro de Marbella”.