Los socialistas de Mijas exigen la continuidad del Instituto Andaluz de la Mujer

Los socialistas de Mijas exigen la continuidad del Instituto Andaluz de la Mujer

El PSOE de Mijas ha criticado este la propuesta de Vox para transformar el Instituto Andaluz de la Mujer en el Instituto Andaluz de Violencia Intrafamiliar. Los socialistas mijeños han apoyado la defensa de este elogiando el papel desarrollado en sus treinta años de existencia. Para esta formación  el IAM ha sido clave en el desarrollo de leyes pioneras en España a favor de la igualdad y en contra de la violencia de género.
 
El secretario de Organización del PSOE local, Roy Pérez, ha advertido de las amenazas a las políticas de género por parte de la formación ultraderechista en acuerdo con el PP y Cs, afirmando que “desde las pasadas elecciones del 2 de diciembre son constantes los ataques a la igualdad de género, a la violencia de género y a la existencia de este organismo de igualdad y de asociaciones de mujeres que han sido denominadas como 'chiringuitos', incluso por el propio gobierno andaluz de Partido Popular y de Ciudadanos”, señaló.
 
Natalia Martínez defiende la continuidad del IAM
También la secretaria de Igualdad del PSOE de Mijas, Natalia Martínez, se ha sumado a la exigencia de mantener el IAM recordando que, solo en la provincia de Málaga, el Instituto Andaluz de la Mujer atendió en el año 2018 a casi 7.000 mujeres, de las que 2.283 fueron víctimas de violencia de género. “Con estos datos no entendemos por qué se cuestiona una institución que asesora, acompaña y protege a las víctimas, entre las que también hay niños, niñas y dependientes a su cargo”, expuso Martínez, añadiendo que “en estos centros de mujeres, los profesionales actúan cada vez que nos encontramos con situaciones de discriminación laboral, cultural, económica y política desde una perspectiva de género”.
 
“Malos tratos” en vez de violencia machista
Los socialistas mijeños también han mostrado su rechazo a la campaña sobre violencia de género impulsada recientemente por el gobierno andaluz, “aunque ellos lo llaman malos tratos, un término más que olvidado y que no se usa desde hace 15 años, ya que la violencia se ejerce sobre la mujer por el simple hecho de ser. Se trata de una campaña frívola que pone el foco sobre la mujer en vez de sobre aquellos que ejercen la violencia y que además oculta el sufrimiento a través de unas imágenes totalmente fuera de lugar”.