Un verano más sin audioplayas en Fuengirola

Un verano más sin audioplayas en Fuengirola

Desde el PSOE una de las grandes banderas que siempre se han defendido es la de la accesibilidad; “y no solo porque creamos que es necesaria para ser un municipio turístico de calidad, sino porque quienes viven aquí también merecen una ciudad amable” ha puesto de manifiesto el Portavoz de los socialistas, David Álvarez.

Entre las cuestiones que llevan años reclamando, y que algunas se han llevado a cabo a medias, está la de la accesibilidad en las playas. La creación de un punto accesible en la playa del Castillo o el espacio de sombra para personas en sillas de ruedas, por ejemplo, son cuestiones solicitadas por el PSOE en una moción presentada en 2018 por la concejala socialista Leonor Basallote.

En ella, también se hablaba de instaurar el sistema de Audioplaya en las playas de Fuengirola. Casi siempre que se habla de playa accesible se basa en la habilitación de espacios para personas con movilidad reducida: sillas anfibias, pasarelas, etc. Pero olvidamos que la accesibilidad es mucho más. Las personas con discapacidad sensorial necesitan otro tipo de adaptaciones que les permiten una mayor autonomía. Sí existe un sistema, llamado Audioplaya, que facilita enormemente la posibilidad de tener una jornada casi completamente autónoma. Está implantado desde hace una década en numerosas ciudades de nuestro país, incluyendo Málaga capital desde 2010.

Se trata de un sistema seguro que permite cierta autonomía de baño a las personas invidentes y que tiene como objetivo conducir a los usuarios a la zona de baño a través de señales acústicas teniendo referencia de su posición. Se compone de balizas sonoras, paneles, tótems, cordadas de baño y una pulsera emisora-receptora que se

coloca el usuario y le permite recibir las señales. “Se basa en la colocación de un tótem a la entrada de la playa donde aparece un panel informativo sonoro, y donde se hace entrega de la pulsera emisora-receptora. Más adelante, balizas sonoras informan de la posición, tanto fuera como dentro del agua; estos últimos, indican la profundidad a la que se encuentra el usuario o usuaria. Además, la pulsera tiene un sistema de llamado de emergencia, lo que aporta mayor seguridad” ha explicado el Portavoz.

La moción a este respecto fue debatida en el pleno de mayo del año pasado, con un resultado de votación favorable por unanimidad, y un compromiso de realización para este presente año. “Hemos esperado a acabar la temporada de verano para ver si se llevaba a cabo alguna acción a este respecto, aunque solo fuera la ratificación de ese compromiso alcanzado en pleno, pero no ha sido así. Esperamos, al menos, un mínimo de interés a este respecto por quienes deben llevarlo a cabo, pero parece que no ha sido un tema primordial en la preparación de playas ni posteriormente. Esperamos y deseamos que, para el año que viene, sí sea una realidad, y no se quede en un compromiso de pleno que parece no tener valor para este equipo de gobierno” ha lamentado.

La moción a este respecto fue debatida en el pleno de mayo del año pasado, con un resultado de votación favorable por unanimidad, y un compromiso de realización para este presente año. “Hemos esperado a acabar la temporada de verano para ver si se llevaba a cabo alguna acción a este respecto, aunque solo fuera la ratificación de ese compromiso alcanzado en pleno, pero no ha sido así. Esperamos, al menos, un mínimo de interés a este respecto por quienes deben llevarlo a cabo, pero parece que no ha sido un tema primordial en la preparación de playas ni posteriormente. Esperamos y deseamos que, para el año que viene, sí sea una realidad, y no se quede en un compromiso de pleno que parece no tener valor ara este equipo de gobierno” ha lamentado.