Vox acentúa su crisis provincial con la expulsión del partido de ultraderecha de su edil en Mijas

Vox acentúa su crisis provincial con la expulsión del partido de ultraderecha de su edil en Mijas

El run run que se movía en los ambientes políticos de Mijas se ha sustanciado. El Comité Ejecutivo Nacional de la formación de ultraderecha, Vox, ha adoptado la resolución de expulsar de manera definitiva de la formación de ultraderecha a su concejal en Mijas, Carlos Rivero.
 
El edil, que se presentó como candidato de Vox al Ayuntamiento de Mijas, pasó al grupo de no adscrito, al no presentar el pertinente escrito de constitución del grupo municipal de Vox.

Desde el partido recuerdan que la expulsión del edil de sus filas se debe a que Rivero tomó posesión del acta de concejal en el Ayuntamiento de Mijas el pasado 5 de julio, a pesar de haber renunciado antes de las elecciones a encabezar la candidatura de Vox Mijas.

Crisis provincial
La salida de Carlos Rivero se suma a la de Lucía Cuín, expulsada de la formación en Torremolinos. Con estas, Vox se queda con siete concejales en la provincia. Los malos resultados, o más bien pésimos, obtenidos por Vox en la Costa del Sol y las disensiones internas con dimisiones en numerosas juntas locales de la provincia, han sumido en una crisis de gran dimensión al partido de Abascal.

Por su parte, el edil no adscrito de Mijas, Carlos Rivero, en declaraciones a la redacción de Mijas Comunicación, asegura que “la resolución no se ha motivado por parte del partido teniendo la obligación de hacerlo según el artículo 6 de los estatutos”. “Por tanto, es una resolución no ajustada a lo establecido por los estatutos”, añade Rivero.